La Fragua

 

Hay una pequeña casa de planta baja en las afueras del pueblo dedicada a Fragua, donde un herrero de “Reocín de los Molinos” arreglaba la herramienta para trabajar en el campo. Cuando iba al pueblo avisaba a los vecinos para que llevaran la herramienta a reparar.

 

Aún se conserva un fuelle de unos dos metros que servía para avivar el carbón, está bastante deteriorado.